Estrategia de publicidad hitleriana que consumimos todos los días

Para todos los que creen que su mente está libre de influencias y que son plenamente objetivos al momento de elegir lo que consumen o lo que hacen, lamentaré informarles que no es así.

Cada cosa que uno hace en la vida es inducido por varios factores, tanto del pasado como del presente:

Los del pasado son todos estímulos que forman nuestro caracter actual, relacionado a las sensaciones que nos causan ciertas vivencias, lugares, acciones, etc. Es retrotraer nuestra mente y alma a un momento determinado en el pasado y que re experimentamos cada vez que hacemos o consumimos algo en particular.

Ej: “...Me gusta escuchar musica gaucha, porque me recuerda a mis días en el campo…”

Los factores presentes son las corrientes de pensamiento sociales actuales que exacerban emociones y/o pensamientos nuestras que se encuentran dormidas o inestables, motivando nuestro hacer y pensar de una forma más firme, induciéndonos a la acción. Esto puede ser muy positivo como negativo.

Ej: Los movimientos feministas.


La tercera es la publicidad hitleriana, una publicidad que se encuentra en el pasado y en el presente, la publicidad que nos forma desde hace tiempo y la que se encuentra vigente en cada instante de nuestra vida recordándonos lo que somos, lo que debemos hacer y/o pensar; pero que si cuya publicidad dejase de aparecer con esa continuidad, el efecto de motivación decaería y la persona en cuestión serían de fácil inducibilidad por otras corrientes ideológicas.

Ej: La Coca-Cola ha sido uno de los productos que ha estado presente en al menos dos generaciones con su publicidad constante, formando parte de nuestra cultura y accionar: desde comprar su producto en cada fiesta o reunión social, hasta festejar navidad con Papá Noel.



Desde la primera guerra mundial, Adolfo Hitler implementó una publicidad que hasta el día de hoy se aplica por la eficacia de la misma. Esta se basaba en mensajes concretos y persistentes en el tiempo, letreros con imágenes impactantes y mensajes cortos y/o palabras claves. Hitler fue el primero en implementar este tipo de publicidad y de forma continua sobre su pueblo, generando una imagen de sí mismo como el héroe en quien se podía confiar. Aparte fortaleció la hermandad entre los alemanes bajo el concepto de ser una raza superior sobre todas las otras, cuya base del éxito era el respeto religioso a la autoridad y a la patria. Hitler levantó una nación gracias a la publicidad.


Aunque todo esto pueda generar paranoia, la verdad es que las personas somos de fácil inducir por todos los factores de nuestro entorno, lo querramos o no. Aunque nuestra personalidad sea terca o ferrea a un pensamiento, la constancia de un estimulo quebrantará nuestro accionar con el tiempo y lo que antes no aceptabamos comenzará a ser algo normal y luego algo querido por nosotros. Hemos sido creados así, con esta flexibilidad para poder sobrevivir, es parte de nuestra capacidad de adaptación.


En conclusión, si eres un empresario que desea crecer en el mercado, deberás mantenerte presente ante la vista de tu gente. Ellos deben recordarte y elegirte todos los días, no debes dar opción a que un competidor les despierte curiosidad o cubra parte de sus pensamientos. Pero recuerda lo siguiente: La publicidad puede levantar como hundir a una nación, por ello, al liderar a las masas, y al estar presentes en los medios de comunicación tenemos una responsabilidad mayor sobre el mensaje que daremos a la mente de nuestra comunidad.

En cuanto a ti, consumidor de la publicidad, no temas, ¡no está todo perdido! nuestro consejo es que si deseas conservar algún aspecto de tu vida, sea un pensamiento moral o una actitud en particular, deberás mantenerte en un entorno donde todos practiquen y piensen de la misma forma que tu en ese sentido; de este modo mantendrá vigente los motivos por los cuales quieres seguir ese camino y no te verás en la incómoda situación de cambiar de parecer por la presión del entorno. Queda en tí elegir o no el camino que deseas tomar.