Variedades de té y sus propiedades

Cuando tomamos una taza de té, ¿Estamos realmente conscientes de todos los beneficios que estamos llevando a nuestro organismo?

En esta entrega descubriremos algunas propiedades de una planta procedente del sur de china y el sudeste asiáticos: Camelia Sinensis y las cuatro variedades de té que se elaboraran a partir de ella.

  1. Te negro: es la variedad que presenta mayor grado de oxidación. Es un energizante natural por excelencia. Estimula el correcto flujo sanguíneo hacia el cerebro, a diferencia del café u otras bebidas energizantes que lo que provocan es un sobre estimulo en el corazón.

Propiedades

  1. Estimulante: el té negro contiene teína, un alcaloide que activa el cuerpo y la mente, favoreciendo la concentración y mejorando la memoria.

  2. Diurético: estimula la función renal, ayudando a eliminar el exceso de líquido.

  3. Astringente: el té negro extra fuerte controla episodios de diarrea y de gastritis.

  4. Antioxidante: contiene antioxidante que previenen el envejecimiento prematuro y estimula el sistema inmunológico.

  5. Té Verde: las hojas para té verde no fueron sometidas a proceso de oxidación, solo de secado de la hoja fresca. Es conocida como la pócima de la juventud y la salud, pues ayudan a combatir los radicales libres que aceleran el envejecimiento y nos dejan expuestos a padecer enfermedades.

Propiedades

  1. Anticancerígeno: gracias a la gran cantidad de antioxidantes que contiene, reduce las posibilidades de desarrollar cáncer.

  2. Previene enfermedades del corazón: relaja los vasos sanguíneos, previene la formación de coágulos, la principal causa de ataques cardiacos y regula los niveles de colesterol en la sangre.

  3. Antiinflamatorio: ayuda a prevenir la aparición de arrugas por sus propiedades antiinflamatorias aplicando directamente sobre la piel en el área afectada.

  4. Fortalece los huesos: por su contenido de fluoruro, ayuda a preservar los minerales y regenerar los huesos, reduciendo el riesgo de padecer artritis.

  5. Té Oolong: es una variedad a partir de hojas menos oxidadas que el té negro, de un característico tono azulado y un particular aroma floral-frutal.

Propiedades

  1. Elimina los radicales libres: estos radicales libres están relacionados a enfermedades cardiacas, diabetes, artritis y cáncer, por lo que el Oolong promueve un óptimo estado de salud.

  2. mejora la piel: previene sarpullido, alergias, enrojecimiento e iguala la tonalidad.

  3. Potencia la pérdida de peso: estimula el metabolismo, convirtiendo los depósitos de grasa en fuentes de energía.

  4. Alivia el estrés: las hojas de Oolong contienen un aminoácido que mejora la respuesta del cerebro ante situaciones extraordinarias.

  5. Té Blanco: obtenido a través de una ligera oxidación de hojas jóvenes de la planta. Es de un delicioso sabor floral que apreciarás aunque no seas amante del té.

Propiedades

  1. Cuida la piel: fortaleciendo la red de colágeno y elastina, gracias a su poder antioxidante, tres veces superior al del té verde.

  2. Previene el cáncer: sus componentes previenen el deterioro celular, a la vez que previene su proliferación tumoral.

  3. Adelgazante natural: mejora el tránsito intestinal, eliminando de forma natural grasa y toxinas innecesarias.

  4. Previene enfermedades cardiovasculares: los polifenoles naturales del té blanco tienen un impacto directo en la salud y funcionamiento del corazón.

Es importante recordar que el té es un complemento de una dieta sana, no un sustituto.